Inseguridad dentro y fuera del Hospital Universitario La Samaritana, de Girardot

Foto de la web

EL ATRACO A UN MÉDICO en las instalaciones del Hospital Universitario La Samaritana, incidente reportado por medios nacionales en febrero, hizo que los directivos revisaran aspectos como el cerco de seguridad que se encontraba deteriorado y solicitaron apoyo por parte de la Policía para vigilar el área de urgencias. «Esto es peligroso; estamos rodeados de barrios difíciles. Roban mucho a las afueras y el canino es el único que nos acompaña», afirmó Raúl Londoño, vigilante del centro asistencial. Recientemente, varios elementos de primeros auxilios fueron robados de una ambulancia estacionada en las inmediaciones durante horas del día y el cuerpo de vigilancia no cuenta con armas de dotación para custodiar la edificación por lo cual dicen estar «desprotegidos», al igual que los vecinos del barrio aledaño de El Porvenir, porque «cada tercer día hay balaceras y la policía se demora hasta dos horas en llegar», según manifestó Diana Rojas, habitante del sector.

Por: Mónica Rozo – Ángela Bermúdez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *