Semilleros de Investigación: una experiencia enriquecedora

El apoyo a la formación de alto nivel de los investigadores ha permitido cultivar experiencias significativas en el interior de las universidades y a dicha propuesta Uniminuto – Girardot se ha unido para empezar a ser parte del cambio.

Iniciativas de investigación en Uniminuto.
Montaje por Juan Lugo

En las universidades colombianas, desde hace algunos años, surgió una preocupación por generar estrategias que promovieran el interés de los estudiantes por generar nuevos conocimientos e innovar. En medio de los cambios de la sociedad postindustrial surgió para el año 1996 el primer movimiento de semilleros de investigación en la Universidad de Antioquia, paulatinamente dicha iniciativa empezó a desarrollarse en los demás claustros del país, donde un número considerable de grupos de trabajo buscaban provocar y convocar espacios para el desarrollo de nuevas competencias que promovieran el quehacer investigativo, trascendiendo los modelos tradicionales del aprendizaje.

Según el censo realizado durante el desarrollo del XII Encuentro Nacional y VI Internacional de Semilleros de Investigación, “constituye un espacio para tejer red, construir conocimiento y edificar sociedad”. Este paso de fe, iniciado por la universidad de Antioquia, permitió que actualmente se cuente con más de 220 grupos de semilleros de investigación en todo el territorio nacional. Es así como hoy en día se puede concebir el surgimiento de los semilleros de investigación en el seno de las instituciones de educación superior.

Sin embargo, las cifras relatan mejor las causas que dieron lugar a que estos grupos de investigación emergieran. En el libro ‘Orígenes y Dinámica de los Semilleros de Investigación en Colombia’, se cita que para el año 2010 Colombia solo contaba con 4500 científicos “lo que representa el 1% de los científicos de Latinoamérica, que a su vez, corresponden al 1% de los científicos del mundo. Unas cifras que contrastan con la de países industrializados como Japón que cuenta con 3500 o de Estados Unidos con 2685 científicos por millón de habitantes”.

Y el mismo texto diagnostica para el caso nacional que “si analizamos las cifras de inversión en la educación de Colombia, tan solo el 2,5% del PIB se destina para este rubro por debajo del 3,6% del promedio latinoamericano; aunado a esto la inversión estatal para ciencia y tecnología es de alrededor del 0,3% del PIB, mientras que en los países más avanzados esta inversión alcanza entre un 2% y 5%”. Estas estadísticas son muestra de que la formación de la actitud investigadora nació en un momento social emergente, debido a que se necesitaba empezar a promover el quehacer investigativo para el cambio social.

Ciertamente, los semilleros han seguido siendo formadores de investigación. Se han constituido como comunidades de aprendizaje entre docentes y estudiantes, guiados por un plan de acción a mediano y/o largo plazo para atender necesidades de interés común. Cada universidad de Colombia ha cultivado este proyecto como una estrategia innovadora de aprendizaje; es por eso que frente a este panorama, la Universidad Minuto de Dios Sede Girardot, se ha preocupado por propiciar tales grupos de investigación, obteniendo resultados significativos en el proceso.

Giro en U Periódico Digital, uno de los semilleros de investigación de Uniminuto Girardot, ha sido una muestra de trabajo incansable por hacer un periodismo diferente. Un semillero que, según su director Óscar Mario Pardo, “surgió debido al requerimiento latente de que la universidad reviviera un proyecto académico que consolidara el medio digital Giro en U como una oferta mediática, que lo que pretende es rescatar aquellos ejercicios periodísticos en aras de convertirla en una plataforma virtual de periodismo digital, que dé respuesta a las demandas de la población de Girardot y su área de influencia”.

Este semillero, a su vez dio como fruto la creación de una emisora universitaria llamada Giro en U Radio, como complemento del medio digital, contribuyendo a la expansión y ampliación del periódico. Una iniciativa que surgió del docente Juan Carlos Oviedo, director de la emisora institucional, quien aseguró: “La experiencia de hacer radio universitaria ha sido un proceso de aprendizaje, tanto para los estudiantes como para mí. Se ha tenido apoyo de la universidad, pero el 90% de las cosas que se han hecho ha sido por el esfuerzo de los estudiantes”.

Es así como la apertura de dichos semilleros ha permitido que la comunidad estudiantil con proyección hacia la radio o la prensa digital tengan la oportunidad de llevar a cabo sus prácticas profesionales en estas plataformas, siendo ello una alternativa para adquirir experiencia y prepararse para la vida laboral. Jhon Patiño, pasante de Giro en U Radio y Mateo Perea, auxiliar de radio, confirman que el trabajo en la emisora universitaria “aporta para la vida personal, emocional y profesional”, donde según sus experiencias, “claramente se evidencia la pasión y el amor que genera poder emitir desde una cabina de radio”.

Además, algo que ha caracterizado a este semillero ha sido su enfoque hacia el desarrollo humano y proyección social, lo que ha hecho que dicho proceso de formación investigativa sea mucho más significativo para sus integrantes. Según las declaraciones de Karen Rodríguez, quien hace parte del Periódico Digital, la experiencia en Giro en U ha llenado sus vacíos académicos: “He aprendido cosas que no sabía y me ha permitido formarme como persona y como profesional”.

Actualmente, la emisora universitaria cuenta con seis integrantes encargados de generar contenidos radiofónicos y junto con los quince estudiantes que conforman el periódico digital encargados de generar a su vez los contenidos informativos, “la meta es poder llegar a ser el medio de comunicación regional en el que la comunidad se apoye”, afirmó Younly Hernández, subdirectora del periódico digital Giro en U.

Es por ello que la esperanza que existe de los semilleros que se han cultivado reside en que los estudiantes que hereden dicho proyecto, lo asuman con responsabilidad y sentido de pertenencia; no solo por el prestigio de su trabajo como futuros profesionales, sino por el impacto que se está generando desde tales medios institucionales. Por su parte, Giro en U Radio seguirá aportando al desarrollo de la región y al fortalecimiento de los canales comunicativos. “La meta es que para el año 2015, la emisora pueda escucharse desde una plataforma en línea”, afirmó Winston Espinosa, integrante del semillero.

Por : Sara Dávila, Álixon Larrota y Lorena Marroquín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *