Alcaldía Municipal y vendedores no se ponen de acuerdo

Foto: Jairo Carrillo
                                                                                                     Foto por Jairo Carrillo

Alarmante situación presentan los vendedores de carne ubicados en el antiguo Pabellón de Acopio. Dicho establecimiento se encuentra en estado deplorable y sus condiciones de higiene y salubridad no son las estipuladas por el Ministerio de Salud y Protección Social, bajo el decreto 1500 del año 2007. Para solucionar los inconvenientes, la Administración Municipal decidió disponer la entrega de nuevos pabellones, iniciando por el sector de los pescados que cuentan con cubículos aptos para el expendio del producto. La construcción del Pabellón de Pescados al igual que el de carnes es solventada por el pago de impuestos de los vendedores.

La pregunta en cuestión es la negativa por parte de los expendedores a ocupar los cubículos asignados, a lo que respondió Gilma Soto, vendedora informal, que “esos nuevos cubículos les hacen falta arreglos. Nos dijeron que iban a poner conductos, contadores y espacios individuales donde se podía ubicar de a un vendedor, pero no se les han hecho los cambios que dijeron. En estos momentos hay de a dos y hasta tres personas en un mismo espacio” (sic). Pese a ello los vendedores crean estrategias para poder organizar sus puestos de trabajo donde la carne no sea manipulada por sus compañeros.

Otra queja presentada consiste en el reclamo sobre a dónde van a parar los impuestos, los cuales son cancelados para el arreglo y mantenimiento de las instalaciones.

Brina Beltrán, dueña de un establecimiento, cuestionó el uso del dinero que cancela mensualmente, una suma de cien mil pesos dirigidos a la Empresa de Servicios Municipales y Regionales (Ser Regionales); “pero hace unos meses el INVIMA (Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos) llegó para hacer una revisión del lugar y descubrieron que la manipulación de alimentos no era la adecuada. Perros y gatos llegan al pabellón; los malos olores también están presentes. Nos preguntan si Ser Regionales sabe lo que sucede; al no tener una respuesta han hecho una carta en la cual exigen que las condiciones se cambien, sino el lugar se cerrará en cuatro meses” (sic), reveló.

Dichos productos cárnicos destinados al consumo humano son manipulados sin el almacenamiento requerido o la normatividad sanitaria establecida. Ciudadanos como María Rodríguez, comerciante del sector, asegura que los alimentos que allí se encuentran no son los adecuados y los propietarios realizan el desposte y desprese sin la capacitación necesaria, pues “debemos tener en cuenta que cuando la Alcaldía Municipal ha decidido generar algunos cambios, las personas que se encuentran allí laborando no toman la decisión de asumir esos cambios. Entonces si no son los vendedores son los entes gubernamentales, pero alguno debe incumplir” (sic), concluye.

Por otra parte, la Alcaldía responde que a estos vendedores ya se les asignó su lugar de trabajo, como lo afirmó Sandra Bernal, secretaria de Gobierno: “El nuevo pabellón ya se les fue entregado; pero no quieren hacer uso de él, porque a ellos les toca pagar la instalación de contadores de energía y otros arreglos mínimos. Aunque, en general es muy poco lo que tendrían que invertir”. Pese a esto los expendedores continúan resaltando que este espacio no es el más indicado para la conservación de la carne, pues según ellos el espacio es mínimo para un refrigerador y no hay protección solar para sus productos.

En última instancia, la Alcaldía Municipal y los expendedores no llegan a un acuerdo debido a las quejas por parte de los comerciantes, quienes alegan necesitar aun implementos idóneos para la comercialización de sus productos. Entre tanto, la Administración sigue esperando la evacuación del antiguo pabellón para la ocupación de las nuevas instalaciones cimentadas en delegaciones pasadas.

Por: Jairo Carrillo, Catalina Ricaurte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *