Ballet: un deporte alternativo

d
El ballet se abre paso como una nueva manera de actividad física en la “Ciudad de las Acacias”, atrayendo  talentos de la región. Por esta razón, se instauró en Girardot la academia de arte Tutú y Batuta que acondiciona a los niños desde los tres años en esta danza tomada desde una nueva perspectiva. Natalia Tapias, asesora líder de la academia insiste en que “la creación de estos espacios contribuye a que en la ciudad se fomente la cultura;  por este motivo, nuestras disciplinas  han tenido gran acogida por parte de los  padres”. Pese a ello, el ballet aún no se considera como una práctica que vaya más allá de otorgar una buena figura y que no necesita de gran condición física. 

Por: Jairo Carrillo – Catalina Ricaurte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *