La utopía de la restauración de la plaza del mercado

breve a

GIRARDOT- La Alcaldía Municipal se olvidó de cuáles son las edificaciones consideradas Monumentos Nacionales. Con grietas y marcas de humedad se encuentra la plaza de mercado, edificación que en 1993 fue declarada Patrimonio Nacional. La restauración es una de las oportunidades para que recobre su valor arquitectónico y se levante de las cenizas.
LEY 57 DE 1945 (diciembre 20) por la cual se autorizó al Gobierno Nacional para la construcción de la plaza de mercado de Girardot y se auxilió a los damnificados por el incendio ocurrido en dicho municipio.

Construida entre 1948 y 1950 por el Ministerio de Obras Públicas y diseñada por el arquitecto Leopoldo Rother, tras haberse presentado el incendio de la antigua plaza de mercado el 30 de septiembre de 1945. En diciembre de ese mismo año fue aprobada por el Congreso Nacional una ley por que autorizó al Gobierno de la República la construcción. La edificación abrió paso a la concepción de modernidad en la arquitectura, en un país que atravesaba por drásticas transformaciones sociales y políticas

“Fue una de las primeras obras en el plano nacional de Leopoldo Rother. La construcción que tiene permite que sea aireada, no tiene ningún ventilador, porque la forma cóncava con la que fue hecha permite que oscile el aire y no guarde ningún tipo de calor” (sic), dijo Tulia Sánchez, presidenta de la agencia de viajes Aquí Toy.

“El patrimonio ha sido maltratado, mas no restaurado”, agregó Fabio Vásquez, coordinador de Programas Especiales, antes de asegurar que “por ser un patrimonio no se puede modificar su estructura y que para realizar algún cambio por mínimo que sea debe ser aprobado por el Ministerio de Cultura”. Por tal razón, la Secretaría de Infraestructura inició una convocatoria a grupos interdisciplinarios que mediante estudios den una visión de mejora integral.Sin embargo, aún no se ha concretado alguno.

En el Plan de Gobierno, el alcalde Diego Escobar Guinea consideró invertir ciertos recursos económicos en el Parque la Constitución, en la creación de un parqueadero subterráneo; sin tener en cuenta que ese lugar es el entorno de un Patrimonio Nacional que “se puede venir abajo si ese acto se realiza” (sic), señaló Juan Carlos Navarro, periodista y miembro del Consejo de Cultura de Girardot, en representación de los medios de comunicación.

La única intervención que “se ha realizado en la estructura, como tal, es la impermeabilización, con la implementación de cubiertas en la cúpula, que costó 150 millones de pesos” (sic), puntualizó Gilberto Salazar, técnico operativo de la Secretaría de Infraestructura. No obstante, muchos de los vendedores que habitan este lugar desconocen dicha intervención, así lo afirma Jorge Góngora, vendedor, cuando mencionó que “a la plaza nunca le han metido plata, lo único que hacen aquí es cobrar los impuestos”.

Y los pocos que saben del tema opinan que la medida, aunque fue elaborado con buena intención hace que la plaza de mercado no tenga la misma frescura de antes. “La plaza se está acabando, cada día está más deteriorada, esta merece hacerle arreglo y no dejarla caer, porque no hay otra igual en el país”, aseguró ‘La Voz del Campo’.

La razzón por la que se habla de una restauración de la plaza de mercado es “gracias a un producto de acciones populares, que instauraron ciudadanos, donde obligan a la autoridad a tomar medidas pertinentes para la protección, conservación y divulgación, que es lo que el Estado no está haciendo”, aclaró el consejero patrimonial Orlando Barragán. Con esto se evidencia “la importancia inconmensurable que tiene la edificación para la ciudad. Pues es donde se desarrolla las actividades sociales y comerciales”, mencionó el arquitecto Gonzalo Buendía.

“Tenemos una ausencia de identidad, de sentido de pertenencia, de arraigo, que se ha ido profundizando desde el mismo momento en el que se acabó la cátedra de historia”, reclamó Fabio Vásquez, coordinador de Proyectos Especiales.

b

La restauración puede demorarse acorde con el término y avance que le de el grupo interdisciplinario que está trabajando en ello; pero esto no servirá si todavía la misma sociedad no se consciencia de cuidar y preservar bienes culturales. Según el coordinador Vásquez, “los girardoteños son personas incultas, no tienen conciencia en preservar lo público. En una conferencia el director general y presidente del grupo Aviatur, Jean Claude Bessudo dijo ‘Girardot es una ciudad sucia y desordenada’».

Éste no es el único Patrimonio Nacional ubicado en Girardot, la Vía Férrea también está pasando por el mismo proceso; sin embargo, se puede decir que está más adelantado, ya que la Asociación Cundinamarquesa de Ingenieros trabaja conjuntamente con la Alcaldía realizando diferentes estudios. Se espera que para la culminación del gobierno Escobar, en 2015, estos patrimonios sean recuperados y obtengan su debido mantenimiento, para que luzcan su brillo histórico.

Por: Angie Beltrán – Miguel Chuquizán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un comentario en “La utopía de la restauración de la plaza del mercado