La Policía Nacional comprometida con el bienestar de la niñez

Foto: Policía Nacional
Foto: Policía Nacional

Las causas de una conducta juvenil delictiva obedecen principalmente al consumo y abuso de estupefacientes, así como de bebidas alcohólicas. Por tal razón, el mayor control debe concentrarse en las familias y los centros educativos, según la Dirección de Protección y Servicios Especiales en el Área de Infancia y Adolescencia de la Policía Nacional.

Su objetivo central es garantizar la protección integral de los niños y adolescentes, construyéndoles estrategias generadoras de espacios deportivos y culturales en trabajo junto con el Sistema Nacional de Bienestar Familiar para mitigar los diferentes factores de vulnerabilidad de sus derechos, a partir de las tres líneas de acción en prevención, vigilancia y control e investigación criminal.

Dicho respaldo institucional, profesional y logístico tuvo lugar en Melgar, con la patrullera Eliana Pereira, encargada de la línea de Vigilancia y Control de la Policía, la cual, en la semana de receso escolar, organizó actividades de sano esparcimiento a más de 430 menores de edad, que asistieron a los ciclopaseos, torneos de natación y aeróbicos, “con el propósito de brindar un ambiente seguro y fortalecer el buen comportamiento y entretenimiento en los horarios no académicos”, según remarcó Pereira. Sin embargo, la disminución de acciones delictivas radica en gran parte del aprovechamiento del tiempo libre de cada niño y adolescente. En vacaciones “la actividad del aguapanelazo debía ser la más concurrida durante la semana –recordó la patrullera-, porque requería de mayor integración por parte de la población adolescente, lo que finalmente se consiguió”. Adicionalmente, se dispuso de varios inflables para los niños, que estuvieron acompañados por sus padres de familia.

Por su parte, Ximena Ríos, habitante del barrio Las Vegas, expresó que le había gustado la recreación porque le permitió compartir con personas contemporáneas, las cuales encontró en condiciones diferentes, “por lo general siempre están fumando en la esquina del polideportivo” (sic), puntualizó.

Efectivamente, estos espacios incrementan los valores y rescatan aspectos positivos de sana convivencia y competencia ciudadana en los menores.

Por otro lado, en épocas de clases dictan talleres que buscan concienciar a la población infantil y adolescente con mensajes de prevención al consumo de sustancias alucinógenas, la explotación sexual y el trabajo infantil. Además, la patrullera Eliana Pereira, señaló que “se realizan operativos sorpresa en las diferentes instituciones educativas para contrarrestar los delitos que se presentan con el porte de armas blancas, los hurtos y las riñas, esto en coordinación de la Comisaría de Familia, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), docentes y el acompañamiento del equipo psicosocial de la Policía” (sic).

Por: Brigitte Mayorga – Karen Vera

Un comentario en “La Policía Nacional comprometida con el bienestar de la niñez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *