Esperanza Trujillo no cumple años, cumple sueños

La docente que a sus 62 años de edad originó la aplicación de educación para adultos, hoy es una pionera de innovación en este campo.

En las instalaciones del emblemático Colegio Militar Liceo Moderno, se cumplió la cita con un personaje que encarna talento, pasión, emprendimiento y paciencia; palabras que reflejan las fortalezas de una girardoteña que desea lo mejor para todos. En la edificación del plantel está consumado el esfuerzo y toda la abnegación que ha significado para Esperanza Trujillo de Castiblanco, el levantar una obra con más de 38 años de permanencia.

En la sala de la oficina principal del Liceo Moderno, de lejos, se observaba a una mujer con gran tenacidad y carácter. Tras esperar varios minutos y mediando una cálida presentación, iniciamos la peculiar conversación. Trujillo nacida, en 1951, oriunda de Girardot, creció al lado de sus padres Ismael Trujillo y Josefa Méndez, quienes le infundieron ese trabajo por la comunidad, que también transmitieron a sus hermanos Cecilia, Ismael y Estela.

Esperanza Trujillo pretende llegar a todo el país para ayudar a comunidades que necesitan escolaridad a través de pedagogía virtual . Foto por Karen Vera

De su ciudad natal salió como normalista, estudió Psicología y Pedagogía en el Externado de Colombia en Bogotá, y culminó con un posgrado de Computación para docencia: este último la hizo avizorar el camino de lo que resultaría una gigantesca tarea, y la causante de sus más valiosas victorias. Sus aportes a la educación no sólo revolucionaron los métodos de enseñanza, sino que también han transformado la vida de centenares de personas.

Con la creación de la aplicación Sistema Interactivo Virtual Educativo (S.I.V.E.), Trujillo introdujo una pauta de innovación: su programa funciona en tabletas que no requieren de conexión a internet. La primera entrega de tabletas que hizo el equipo de trabajo en la zona rural fue recibida por una inclemente lluvia que lo dejó atrapado  dentro de un carro, el cual los arrastraba muy  lentamente  hacia un abismo.

Un ángel nos salvó la vida con la roca que detuvo el vehículo”(sic), exclamó Esperanza Trujillo, mientras recordaba a los soldados con deseo de superarse, inmersos en todo tipo de imposibilidades para estudiar en la selva colombiana. La docente compartió cómo la apropiación de esa necesidad la movió a trabajar incansablemente junto con un grupo de ingenieros para ensamblar una herramienta que “no margine a nadie ni le cohíba aprender”(sic), precisa.

Sus aportes a la educación, no sólo revolucionaron los métodos de enseñanza, sino que también han transformado la vida de centenares de personas.

Transformación social

S.I.V.E consolida esa oportunidad que tienen aquéllos que no pudieron formalizar sus estudios, “es más que una tableta, es permitirles entender que no son demasiados 40 ó 50 años para terminar el bachillerato”(sic), manifestó Janeth Huertas, asesora del Colegio Virtual Moderno. Cada quince días, los alumnos reciben tutorías y todo el acompañamiento pedagógico para las actividades propuestas en clase.

               En Cundinamarca se han beneficiado alrededor de cuatro mil personas con la aplicación S.I.V.E. Foto por Karen vera

Adelaida Bocanegra, cursante de 57 años, se graduó de segundaria en el 2017 , cuyo caso ha motivado a muchas otras personas a no abortar su deseo por estudiar. “Aún recuerdo el miedo que le producía tener la tableta en sus manos, sudaba mucho, el dedo le temblaba y casi que ni tocaba la pantalla”, relató Diana Ramírez, docente virtual del área de humanidades del Colegio Moderno. 

En 2013 se diseñó la herramienta y empezó a funcionar en 2014. Los primeros municipios que acogieron la iniciativa fueron Tocaima, Nariño, Guataquí, Beltrán y Jerusalén. “El programa inició con 257 estudiantes y a la fecha beneficia a 1.097, en los 30 municipios en Cundinamarca”, indicó Jorge Ruiz, ingeniero de S.I.V.E. Los aprendices son certificados por colegios públicos y todo lo que estipula el Ministerio de Educación.

Adelaida Bocanegra, cuersante de 57 años, se graduó de secundaria en 2017, cuyo caso ha motivado a muchas otras personas a no abortar su deseo por estudiar.

 

Un reconocimiento de talla nacional

Después de cinco años, su nombre empieza a sonar en una cadena de televisión nacional… había sido nominada por Titanes Caracol, en la categoría de Tecnología y Conectividad. Tal  reconocimiento a su ingenio y servicio social describe a una “mujer de corazón grande, uno en el que cabemos todos” (sic), expresó  Rosa Lizcano, secretaria de Esperanza, quien no escondió su profunda admiración por su jefe y la ayuda  que dispersa a los demás.

María Huertas, campesina de Anapoima y estudiante de S.I.V.E, es otra de las mujeres favorecidas del novedoso método de enseñanza: “Yo no tengo internet, no tengo libros;  saco todo de las aplicaciones, ahí encuentro videos y  refuerzo temático” (sic), explicó. El contacto con los docentes no lo pierden, ellos revisan los avances semana a semana; no sólo se actualizan académicamente, sino que aprenden a manipular dispositivos tecnológicos. 

La respuesta del Gobierno Nacional ante la iniciativa es positiva, ello se evidenció con la visita a Girardot del presidente Iván Duque, durante el primer Taller Construyendo País, en el cual destacó la pertinencia del proyecto cuando fue presentado por boca del gobernador Jorge Rey, con la promesa de dar seguimiento a la estrategia, palabras que, por supuesto, alegraron el corazón de Trujillo.

Después de cinco años, su nombre empieza a sonar en una cadena de televisión nacional, había sido nominada por Titanes Caracol, en la categoría de Tecnología y Conectividad.

Esperanza  Trujillo está convencida de que su aplicación puede ser fundamental para la capacitación de los colombianos que ingresen a programas de reinserción a la vida civil. Su alcance va más allá de Cundinamarca, y sabe que puede lograrlo de la mano de todos los que se quieran sumar. Como  maestra de vocación y psicóloga de profesión, quiere llevar educación e innovación a todos los rincones de Colombia. 

 

 

                                                                                                                Caricatura por Yadi Vargas 

 

 

                                                 Infografía por Jenny Ramírez

Etiquetas: Tecnología de punta, Innovaciones tecnologicas, Educaciónal alcance de todos, Zona rural,Conectividad

Por: Karen Vera- Xiomara Portela- Yadi Vargas- Bianka Sánchez- Jenny Ramírez

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *