Colombia, país latinoamericano con escasez en desarrollo tecnológico

 

El bajo nivel de inversión en ciencia y tecnología ha causado déficit de competitividad y productividad económica.

 

Imágenes alusivas al informe del Foro Económico Mundial 2016-2017 sobre la competitividad; y, a la derecha, las tres etapas del desarrollo económico en el mundo. Collage por Caterine Perdomo

 

En Latinoamerica, Colombia es uno de los países que presenta mínima inversión en investigación, ciencia y tecnología; en 2016, el Estado destinó sólo el 0.2% del Producto Interno Bruto (PIB) , al igual que Brasil y Argentina. Eso significa que el atraso se ha dado debido a las políticas preponderantes que no ofrecen mayor diligencia en el impulsan del progreso social y económico del país.

Los principales obstáculos se presentan en materia de educación y cultura, por métodos ambiguos en la enseñanza de áreas como biología y las ciencias duras. Por otra parte, dicho rezago “está lagado a la colonización, pues cuando ingresaron al territorio expresidarios y personas de clase baja, con nivel inferior de conocmiento, se generó un impacto cultural que influyó en el deterioro  técnico y tecnológico que se presenta en el país” (sic), aseveró Efrén Chavarro, ingeniero industrial.

Otra situación que pone en condición al país en el tema es la  precariedad en conocimientos que se le brinda a la sociedad y la falta de apoyo a jóvenes y niños en las instituciones para incentivar la creatividad e innovación en el ámbito tecnológico. Otro factor es la falta de recursos en carreras afines como  Informática,  Electrónica y Mecatrónica para  lograr un avance significativo.

 

Cultivar la semilla

“En unas dos generaciones se podrían ver avances en cultura tecnológica, impulsando programas que despierten el sentido de crear” (sic), puntualizó Mauricio Peña ingeniero de sistemas. Es importante promover en la niñez la adopción razonable de la tecnología, esperando que en los próximos años el consumo de productos extranjeros sea limitado, y así la nación se interese por producir sus propios artículos.

 

“En Colombia deberíamos estar pensando en qué campos podemos desarrollar actividad científica que nos sirva como punto de partida para un desarrollo científico más amplio y de trampolín para dar un salto tecnológico”: El periódico Colombiano.

 

El atraso en materia tecnológica, no sólo se da en el contexto de dispositivos  como celulares, computadoras o televisores de alta gama, se da igualmente, en sectores como la agricultura, la ingeniería y la industria; trayendo consigo retrocesos en infraestructura, vías y producción de alimentos, considerando que los trabajos que generan desarrollo en el país son producto de maquinaria que se importa de otros lugares del mundo.

Asimismo, cabe resaltar que el Estado debe brindar espacios donde los jóvenes y niños puedan interactuar con los aparatos electrónicos posicionados en la actualidad, como se evidencia en los diversos puntos Vive Lab Digital y en los cuales se instruye a la comunidad sobre el funcionamiento y el buen uso de los equipos y los programas, nuevos conocimientos para el desarrollo tecnológico y social.

“Se ha visto el esfuerzo que han hecho los gobiernos al encontrar la forma de llevar nuevas redes a sitios con difícil acceso a internet; pero existe una limitante que estriba en el uso de dichas redes en estratos bajos, donde podría estar el foco al que se debería apuntar con mayor frecuencia” (sic), aseguró Aldemar Mendoza, ingeniero civil. Por ende es menester promover el avance tecnológico en pro del desarrollo colectivo.

 

“Colombia es el tercer país de Suramérica que menos invierte en tecnología. Actualmente, no se destina al fondo de progreso tecnológico ni el 5% de lo que se debería, esto permite apreciar la poca relevancia que se le da al área de desarrollo integral (sic): Brayan Perdomo

 

Existen países latinoamericanos que gozan de óptimos recursos tecnológicos gracias a la contribución del Estado. “Colombia es el tercer país de Suramérica que menos invierte en tecnología. Actualmente, no se destina al fondo de progreso tecnológico ni el 5% de lo que se debería, esto permite apreciar la poca relevancia que se le da al área de desarrollo integral” (sic), manifestó Brayan Perdomo, estudiante de Administración de Empresas. 

Al parecer, existe una relación causal entre el ínfimo índice de inversión y el precario avance en el ámbito tecno-científico del país, debido a la forma irresponsable en la que la administración pública ha distribuido los capitales oficiales, en el ámbito nacional y departamental, sin dimensionar el daño colateral que se ha causado en todos los sectores.

Etiquetas: Curso de Tecnología, impulso tecnológico, Desarrollo tecnológico, Innovación tecnológica, Educación y tecnología  

 

Caricatura por Caterine Ramírez 

Por: Caterine Ramírez – Renzo Vargas  – Caterine Perdomo 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *