Las cinco razones por las cuales Leo Messi se convirtió en uno de los mejores futbolistas

fotonoticia

Por: Guiovanni Quijano

Lionel Messi empezó a jugar desde los cinco años, y siempre tuvo un sueño que es el sueño de la mayoría de los jóvenes: ser el mejor jugador del mundo.  A pesar de su nivel, siempre tuvo una dificultad, fue un síndrome hormonal que afecta su desarrollo, llamado síndrome de Asperger.  Debido a esta condición, muchos equipos lo rechazaban, pero su padre y él nunca se rindieron.

¿Cómo Leo Messi llegó a ser el mejor jugador del mundo?

A los 13 años, Lionel Messi viajó con su familia al Barcelona a presentar unas pruebas futbolistas, debido a su buen nivel , el club Barcelona decide apostar por él y pagarle el tratamiento para su enfermedad.  Messi comenzó a jugar en las infantiles del Barcelona, allí se quedó a vivir para luchar por sus sueños.  Tres años después, con tan sólo 16 años, debutó con el primer equipo del ‘Barza’, jugando contra el Oporto.

El 1 de mayo de 2005,  Messi se convirtió en el jugador más joven de la historia del Barcelona que marcaba un gol en encuentro de Liga, el rival fue el Albacete y Messi solamente tenía 17 años.  En septiembre de este mismo año, Messi mejora su contrato hasta 2014 por una suma que asciende los 130 millones de pesos.

Hemos estudiado desde el lado de emprendedor, cómo Leo Messi se convirtió en el mejor futbolista del mundo y estas son las razones que lo ponen en el podio del fútbol como el mejor.

Las cinco principales razones que lo llevaron al éxito:

1. El apoyo incondicional de su familia: Leo Messi es una persona que después de Dios y el fútbol lo más importante es su familia.  Siempre quiso ser un gran jugador para poder ayudarla económicamente. Su segundo gran sueño después de ser el mejor jugador del mundo, era poderle comprarle una casa propia a su madre…el sueño se cumplió.

2.  Tenía confianza en su talento:  Leo fue un niño que sufrió mucho en los inicios.  Nadie creía en él, debido a su problema de crecimiento, debido a esto muchos equipos lo rechazaban.  A pesar de todas las críticas y desplantes que le hacían, nunca desconfió del talento que tenía y esto lo animaba más para cada día ser el mejor. 

3. El amor y la pasión por el fútbol: Messi es una persona que para él, después de Dios, lo más importante es el fútbol.  Ama jugar al fútbol.  Cuando pequeño no le importaba a qué horas eran los partidos, en qué cancha eran, no le importaba las condiciones, únicamente quería jugar al fútbol.

fotonoticia

4. Focalización: Messi no ha tenido ni tendrá otra cosa, que estar concentrado en jugar fútbol.  A algunos jugadores se les olvida su vocación y terminan de modelos o actores;  a Leo solo le interesa jugar fútbol, no sabe hacer otra cosa.  Y esto rige para cualquier otra profesión: la focalización hace parte del éxito.

5. La humildad. A Leo la mayoría de las personas lo conocen como una gran persona, aunque la prensa le recrimina algunas cosas.  Messi es una persona que a pesar de todo el dinero y la fama que tiene, no se olvida de dónde viene, dónde creció, de sus amigos de infancia, de poner a Dios por encima de todo y sobre todo de amar a su familia.

“El dinero te permite vivir mejor, pero no es lo que me inspira, yo vivo para jugar al fútbol no por sus beneficios económicos; además, juego por el equipo y no para mí mismo”: Leonel Messi.

Lo que podemos aprender de la historia de Leo Messi es que hay que hacer lo que uno ama, se deben hacer las cosas con pasión, nunca rendirse por las críticas y rechazos, que estas sirvan para luchar cada día con más esfuerzo.  Nada es imposible en esta vida si lo damos todo, tener las metas claras y definidas para llegar hacer el mejor en lo uno que se proponga.

Cuéntanos qué has aprendido de esta historia, que aún se está escribiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *